Descuento de pagarés

Aunque muchos piensen que este documento es nuevo y casi no tiene popularidad, la verdad es que la negociación de pagarés es uno de los métodos más usados por cientos de empresas en todo mundo.

Por qué son tan famosas las líneas de descuento de pagarés.

La verdad, es que es uno de los métodos más seguros para saber que un pagaré será cobrado. A la hora de descontar un pagaré por medio de una empresa, la empresa del descuento de pagarés paga a la persona la cantidad de dinero que tiene el documento escrita. Esto se hace por medio de una línea de descuento de pagarés.

En caso de que el documento no sea vendido a una empresa de descuento de pagarés o no encuentre donde descontar pagarés, deberá cumplir sus reglas, en la cual deberá pagarse una parte o la totalidad del valor del bien, mueble o inmueble y para préstamos personales deberán liquidarse a una fecha determinado. En caso de que la persona que dio el pagaré ,no quiera pagar la cantidad de dinero que se espera, la persona que debería cobrar el pagaré podrá denunciarlo legalmente, pero cabe la posibilidad de que nunca se llegue a cobrar. Con la negociación de pagarés no se corre este riesgo. Por otro lado si el pagare vence, aún se puede tener la posibilidad de venderlo a una empresa de líneas de descuento de pagarés pero por mucho menos dinero.

El Pagaré tiene como característica la Acción cambiaría, que se refiere a que a cambio del pago se devolverá al Suscriptor el documento. En el caso que el Beneficiario reciba solamente un pago parcial del total de la deuda, podrá mantenerlo en su poder hasta que reciba el importe total.

La operación de pago puede autentificarse por medio de un funcionario público que deje en constancia que el Suscriptor ya ha terminado con su obligación. A esta acción se le conoce como Protesto.

Los elementos que debe contener el Pagaré para su validez son los siguientes, según indica la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito:

La mención de ser pagaré, inserta en el texto del documento;
La promesa incondicional de pagar una suma determinada de dinero;
El nombre de la persona a quien ha de hacerse el pago;
La época y el lugar del pago;
La fecha y el lugar en que se subscriba el documento; y
La firma del suscriptor o de la persona que firme a su ruego o en su nombre.

Adicionalmente, es importante conocer toda la información posible acerca de la otra parte involucrada en la operación, para tener mayor seguridad en la formalidad y la buena fe.

Descuento de pagarés